Danza tu vida

Danza tu vida

jueves, 24 de julio de 2014

ASOMARSE A UN CURSO DE MILAGROS. LECCIÓN 10


Lección 10: Mis pensamientos no significan nada

El objetivo es liberarme de mis creencias.  
Ninguno de mis pensamientos significa nada. No son reales, me dice el libro. Entonces, ¿qué son? Porque parecen bastante reales. 
Si son alegres me levantan el ánimo, iluminan mi rostro,  encienden mi sonrisa. Si son tristes o temerosos, se reflejan en los latidos de mi corazón, en el sudor de mis manos o en las arrugas de mi frente. 
Normalmente elijo dejar pasar los pensamientos negativos y me centro en los positivos. ¿Ninguno significa nada?
¿Qué son mis pensamientos?, me pregunto. Dice Byron Katie que no hay pensamientos nuevos, que son todos reciclados y que llevan cientos de años dando vueltas por el mundo. A cada uno de nosotros le corresponde romper el ciclo de pensamientos estresantes que esclavizan a generaciones enteras, durante varios ciclos vitales.
Liberarme de todo lo que ahora creo…  Por lo menos liberarme de cientos de pensamientos estresantes que llevan circulando en mi entorno familiar desde hace generaciones. Pero tampoco soy totalmente consciente de ellos, a menos que los oiga en boca de mi madre o mis hermanos. 
A veces sí que percibo en mí actitudes aprendidas en casa que me incomodan porque, si en el pasado las censuraba en mis padres, ¿por qué he de sufrirlas yo ahora? 
Creo que ahora soy más amable conmigo misma, pero oigo a muchas personas hablarse a sí mismas como si se odiaran: “Soy un desastre”, “No valgo para nada”, “Estoy fatal”… Esos pensamientos no significan nada, pero creo que hacen mucho daño.
Dejo pasar estas reflexiones, reflejo de la nada que son mis pensamientos. Respiro y suelto todo. Sigo confiando en que un día alcanzaré la comprensión.

“El miedo es tu propia invención, y no puedes sino creer en lo que has inventado” (Texto 1.6.4.2).
Escrito por María