Danza tu vida

Danza tu vida

lunes, 5 de marzo de 2012

MI CUERPO FÍSICO

La lección que enseño, porque es la que necesito aprender, es que mi cuerpo es el templo sagrado donde habita mi Ser. 
Cierto que es también mi tarjeta de presentación y mi medio de expresión y comunicación. Es por esto que lo cuido y lo bendigo; lo protejo y lo respeto.
Pero no puedo creer que todo lo que soy es un cuerpo, limitado en tiempo y espacio, finito y expuesto siempre a juicio en esta sociedad. 
Mi valor personal no tiene nada que ver con mi cuerpo, con mi capacidad física, con mi salud, con mi aspecto. 
Mi Ser es algo mucho más profundo, más espiritual y eterno. 
Dice Un Curso de Milagros que si una mente percibe sin amor, percibe tan sólo un armazón vacío y no se da cuenta del espíritu que mora dentro. 
No somos armazones vacíos. Dentro de cada uno de nosotros, de todos nosotros, hay un espíritu esperando manifestarse como amor y gozo. No cometas ese error hacia ti mismo. No cometas ese error hacia los demás.
Da igual la edad que tengas. No importa tu aspecto, tus enfermedades, lo que tú crees que son tus defectos o cualidades. No dejes que todo esto te distraiga del Ser maravilloso que eres.

Y para el grupo de biodanza, que hoy ha disfrutado de su cuerpo y de su espíritu, un recuerdo de esta tarde, en homenaje  a una mujer que olvidó mirarse a los ojos del alma.