Danza tu vida

Danza tu vida

lunes, 11 de abril de 2011

ESTRÉS Y SALUD VI. ¿CÓMO AFRONTAS LAS SITUACIONES DE ESTRÉS?

http://risoterapiajaca.blogspot.com/2011/03/estres-y-salud-vi-como-afrontas-las.html

El enlace anterior nos lleva a la primera parte de este artículo que se ha dilatado en el tiempo más de lo que yo hubiese querido. 


¿Cómo afrontamos las situaciones estresantes? Distanciamiento, autocontrol, búsqueda de apoyo social, aceptación de la responsabilidad, huída-evitación, planificación y reevaluación cognitiva.


Escribí acerca de la confrontación, el distanciamiento, el autocontrol y la búsqueda de apoyo social.  Cada camino por el que optamos conlleva un proceso diferente, tanto en la resolución del problema como en la forma en que vivimos las consecuencias del posible estrés que hayamos sufrido.


Aceptación de la responsabilidad. Escribo Responsabilidad. No culpa. Son dos cosas distintas, y sería bueno que fuésemos cambiando el término culpa, el cual lleva implícita una carga emocional negativa, por el de responsabilidad, que denota control, poder personal y capacidad de acción. Si reconozco mi responsabilidad, reconozco también que puedo hacer algo por alterar la circunstancias, libre de sentimientos parásitos que sólo estorban.


Huída-Evitación. Ojos que no ven, corazón que no siente. ¿Lo que no se habla, se olvida? Ciertamente es un sistema que parece funcionar para alguna gente. Pero, por lo menos, ser conscientes cuando actuamos así.


Planificación. Evalúo la situación e intento transformarla analizando pros y contras, ventajas y desventajas, costes y beneficios de las diferentes opciones. Pasito delante, pasito detrás, voy avanzando y viendo luz al final del túnel.  Si el problema está muy enquistado y es de difícil solución podemos acabar en un estado de agotamiento psicológico que requerirá un cierto distanciamiento para recuperar fuerzas. 


Reevaluación positiva. Intentar ver el lado positivo, que repercutirá en mi desarrollo personal. No hay mal que por bien no venga, dice el refrán. Siempre podemos sacar algún aprendizaje, liberarnos de amarguras y sentir que crecemos cómo personas. 


La vida está llena de problemas. ¡La vida es un problema! Y no es fácil. Pero hacerla más fácil o más difícil a veces también depende de nosotros, y sería bueno quitarnos algunas piedras pesadas de la mochila para caminar más ligeros. 
Quisiera pensar que al ir haciéndome más viejita me volveré más sabia y no más gruñona y amargada. Quiero aceptar mi parte de responsabilidad en el asunto, huir de las complicaciones innecesarias, planificar mis recursos y mi tiempo para sacar el mayor partido de ambos y pensar que, donde se cierra una puerta, se abre una ventana, o una claraboya, o se derrumban los muros que me separaban de realidad más amable.




Grullas. Foto de Javier Ara.
Escrito por María