Danza tu vida

Danza tu vida

jueves, 9 de diciembre de 2010

DESPEDIR EL OTOÑO

Los días se han ido acortando, bajaron las temperaturas y la naturaleza se desprendió de sus adornos. Bajo la apariencia de desnudez, la savia sigue recorriendo el árbol, alimentándolo, y las semillas adormecidas se preparan para su renacimiento, y así el ciclo de la vida se cumplirá una vez más.
En estos días siento que mi alma reclama silencio y mi cuerpo tranquilidad. No me quiero distraer con luces artificiales ni con ruidos distintos al latir de mi corazón. Quiero vivir intensamente la cercanía de la noche más larga, del día más corto, quiero morir a lo viejo y alimentar mi luz interior. Quiero morir para renacer. No me da miedo la oscuridad. En la oscuridad, haré brillar mi luz.


Escrito por María