Danza tu vida

Danza tu vida

domingo, 22 de noviembre de 2009

SOBRE LAS EMOCIONES: EL AMOR



El 10 de septiembre comencé a escribir sobre las emociones básicas. El 15 de septiembre fue sobre la cólera. Le siguieron la tristeza y el miedo, ya en octubre. Sólo nos quedan dos, el amor y la alegría.

¿Qué puedo decir sobre el amor que no se haya dicho, escrito, pensado ya? El amor es una poderosa energía que mueve montañas y si es verdadero amor, se conmueve con todos los seres, no sólo con unos pocos escogidos.
Foto: Luis Rodrigo
Eric Fromm, en su libro El arte de amar, habla del amor entre padres e hijos, del amor fraterno, el amor erótico, el amor a sí mismo y el amor a Dios.
Destaca en el amor maternal el amor al niñ@ que crece (y que terminará por hacer su vida), no sólo al bebé desvalido y dependiente.
Del amor fraterno nos dice que amar a los iguales es sólo su comienzo, porque no es hazaña amar solamente a nuestra propia carne y sangre.
Y del amor erótico, "El amor erótico es exclusivo, pero ama en la otra persona a toda la humanidad, a todo lo que vive".
Nos cuenta en este libro que "el amor sólo es posible cuando dos personas se comunican entre sí desde el centro de sus existencias, por lo tanto, cuando cada una de ellas se experimenta a sí misma desde el centro de su existencia". Y sigue diciendo "Experimentado en esa forma el amor es un desafío constante; no es un lugar de reposo, sino un moverse, crecer, trabajar juntos".

Y seguramente ese desafío comienza por uno mismo. A menudo observo que los que se tratan con intransigencia son intransigentes con los demás, que los que se menosprecian tienden a menospreciar a los demás. Sé amable (persona que puede ser amada) y comienza tratándote con dulzura, sé tu mejor amigo o amiga, perdónate los fallos, dirígete a ti con cariño... Una y otra vez te lo habrás de recordar, pero una y otra vez puedes volver a empezar.

Y, como un punto y seguido, quisiera citar las palabras de Emmet Fox:

"No hay dificultad que suficiente amor no venza.
No hay enfermedad que suficiente amor no cure.
No hay puerta que suficiente amor no abra.
No hay muro que suficiente amor no derribe.
Y no hay ningún pecado que suficiente amor no redima.
No importa lo profundamente asentado que esté el problema
ni lo desesperanzador que parezca.
No importa lo enredada que esté la maraña
ni lo enorme que sea el error.
La comprensión del amor lo disolverá todo.
Si tú puedes amar lo suficiente
serás la persona más feliz y poderosa del mundo".