Danza tu vida

Danza tu vida

jueves, 11 de junio de 2009

Un pensamiento para hoy


El corazón es de la misma sustancia que el cielo.

Para un pensamiento alegre es como el sol al amanecer.

Para un pensamiento encolarizado es como la tempestad y la tormenta.

Para un pensamiento compasivo es como la brisa y el rocío.

Para un pensamiento severo es como un sol ardiente o una helada otoñal.

Para un pensamiento triste es como una tarde de niebla.

Todos estos aspectos se alternan, basta con aceptar su irrupción o su desaparición para sentirse libre como el universo, de la misma sustancia que el cielo.

Adaptado de Hong Zicheng, del libro Despertares.