Danza tu vida

Danza tu vida

miércoles, 27 de julio de 2011

BYRON KATIE: AMAR LO QUE ES

El miércoles pasado tuve el privilegio de escuchar durante tres horas a Byron Katie en una charla gratuita en Madrid organizada por la editorial Faro. Me emocionó estar cerca de esta mujer que irradia amor y completa aceptación de todo lo que es. He estado poniendo en práctica El Trabajo conmigo y con otras personas y he visto que si aprendemos a cuestionar nuestros pensamientos, el mundo se da la vuelta y ofrece una cara más amable. Cuando esto sucede es más fácil estar en paz. Es cuestión de práctica, si tienes claro el objetivo merece la pena esforzarse. Lo curioso es que cuando te das cuenta de cómo funciona nuestro pensamiento y somos capaces de cuestionarlo e invertirlo, los problemas se simplifican hasta casi desaparecer.
Me siento muy agradecida y feliz por esta experiencia. Ojalá os ayude tanto como me ayuda a mí.
En esta dirección podéis encontrar más información. 


El Trabajo de Byron Katie es una manera de identificar y cuestionar los pensamientos que causan todo el sufrimiento en el mundo. Es una manera de encontrar la paz dentro de ti y en el mundo. Los ancianos, los jóvenes, los enfermos, los sanos, los educados y los que carecen de educación—cualquier persona con una mente abierta puede hacer este Trabajo.
Byron Kathleen Reid sufrió una severa depresión después de cumplir los treinta años. A lo largo de diez años, su depresión se profundizó y Katie (como le dicen) se pasó cerca de dos años casi incapaz de salir de su cama y obsesionada con la idea del suicidio. De repente una mañana, desde las profundidades de la desesperación, tuvo una revelación que transformó su vida.
Katie comprendió que cuando creía que algo debería ser diferente de cómo era («Mi marido debería quererme más», «Mis hijos deberían apreciarme») ella sufría, y que cuando no creía estos pensamientos, sentía paz. Vio que la causa de su depresión no era el mundo alrededor suyo, sino lo que ella creía respecto a ese mundo. En un repentino despertar interior, Katie entendió que nuestro esfuerzo por encontrar la felicidad estaba enrevesado: en vez de intentar, inútilmente, cambiar el mundo para ajustarlo a nuestros pensamientos de cómo «debería» ser, podemos cuestionar estos pensamientos y, mediante el encuentro con la realidad como es, experimentar una libertad y un gozo inimaginables. Katie desarrolló un método de indagación sencillo y, sin embargo, poderoso llamado El Trabajo, que rendía alcanzable esta transformación. Como resultado, una mujer deprimida y con tendencias suicidas se llenó de amor por todo lo que la vida le aporta.