Danza tu vida

Danza tu vida

sábado, 3 de septiembre de 2011

EN MANOS DE LA PAZ

Hemos cambiado de hoja de calendario y parece que, al menos en el Pirineo, el tiempo también lo ha notado. Estas últimas noches han caído impresionantes tormentas que se han llevado los calores sofocantes del verano y nos han dejado el ambiente más limpio y fresco.
Llegará el otoño y, una vez más, esta estación nos ofrece la oportunidad de desprendernos de lo viejo, de lo que no nos sirve. No sólo de lo material, que tampoco está mal, liberando nuestras casas atiborradas de juguetes, libros, ropa o muebles que no usamos. También de viejas deudas, de recuerdos atormentados, de capítulos grises en nuestra vida que no hacen sino dificultar la marcha y el comienzo de cada día.
Aligerar la mochila que cargamos a la espalda es vital para avanzar en el tiempo con sabiduría y serenidad. ¿Qué sentido puede tener juzgar el presente-hoy- a la luz del ayer que ya no existe? ¿Me relaciono contigo, ahora, tal y como te presentas ante mí  o me relaciono con aquel que recuerdo que fuiste, a partir de lo que dijiste, hiciste, pensaste en otro momento y otro lugar que ya no existen?
Y conmigo misma, ¿puedo seguir pensando que soy la misma de ayer, si mi vida se ha llenado de nuevas experiencias, relaciones y oportunidades que antes eran sólo un sueño? ¿Por qué no darme la oportunidad de ser otra diferente hoy, la que de verdad siento que soy?
En este desprenderse, quiero dejarlo todo en manos de la paz. Soltar lo viejo a lo que me aferro, lo pasado que me pesa, los recuerdos que me entristecen.
Y observar las hojas de otoño volando libres al viento. Admirar la dignidad del árbol desnudo, libre de sus hojas muertas.
No te aferres a lo que sucedió, a lo que no pudo ser, al agravio, a la desesperanza.
Comienza a soltar, para que este otoño, puedas liberarte de todo lo que te pesa, de todo lo que te impide ser verdaderamente tú.
Escrito por María


Tomada de la red