Danza tu vida

Danza tu vida

jueves, 28 de mayo de 2015

¿CULPA O ERROR?

¿Por qué dejar de usar la palabra culpa
La palabra culpa implica que hay algo en ti que no está bien y que merece castigo. Cuestiona tu esencia, tu verdadera naturaleza. En la tradición judeo cristiana, esta palabra va unida a la palabra pecado. Nacer sin pecado es nacer sin culpa, como opuesto a nacer ya imperfecto por naturaleza. Estos conceptos nos han hecho mucho daño a lo largo de nuestra historia familiar y social. Andamos siempre buscando culpables fuera de nosotros y cuando no los encontramos dirigimos el dedo acusador hacia nosotros mismos. Si nos sentimos culpables pensaremos que nos merecemos un castigo. 

Los castigos que infligimos van desde retirar a otros la palabra hasta negarnos la propia salud, enfermando como prueba de que no nos merecemos vivir. Pecado, culpa y castigo van de la mano, y son conceptos que al ego le interesa que ocupen tu mente porque así te apartan de tu función en el mundo que es la felicidad.

No hables de culpa... Sustituye esa palabra en tu vida por la palabra "error".  El error se puede corregir, el error se puede sanar, el error no exige castigo sino comprensión y amorosa aceptación. 

Fue un error, no te tortures más. Ya pasó, ya se corrigió. Tu naturaleza sigue siendo inmutable, magnífica, radiante. Bajo capas y capas de ego estás brillando como siempre lo has hecho. Respira calma. 

Cuando aprendas a ser amable con tus errores, serás amables con los errores de los demás. Estamos todos aprendiendo. Y lo que aprendas será lo que enseñes. 
Aprende a amar tus errores para que puedas enseñar que este es la única forma feliz de seguir avanzando. 

Escrito por María