Danza tu vida

Danza tu vida

viernes, 29 de agosto de 2014

¿CUÁNDO NO SOMOS ASERTIVOS? INHIBICIÓN Y AGRESIVIDAD

La mejor forma de saber si estamos siendo asertivos es definir qué no es la asertividad.
Si dibujas una línea recta y colocas en el centro la palabra asertividad, podemos empezar a ver las diferencias con otras actitudes comunicativas: la inhibición o pasividad y la agresividad.




La inhibición o pasividad:

Las personas inhibidas o pasivas no expresan adecuadamente lo que sienten y quieren. Quizás porque no se atreven, quizás porque esperan que el resto del mundo adivine sus pensamientos. Les cuesta decir "no" y se sienten culpables fácilmente si no satisfacen los deseos de los demás.
Si tienes miedo a ofender a los otros es fácil que los demás se impongan sobre ti y que poco a poco te vayas olvidando de quién eres, sacrificando tu vida y tus propios intereses en favor de lo quieren los demás. 

Vamos a realizar un pequeño ejercicio de consciencia:
¿Te sientes incómod@ al relacionarte con otras personas? 
¿Evitas el contacto ocular? ¿Te tiembla la voz cuando tienes que realizar una petición?
¿Sacrificas tus opiniones para no disgustar a nadie?
¿Das demasiadas explicaciones de tus actos o te justificas a menudo? 
¿Expresas tus sentimientos, dices que algo te desagrada cuando así lo sientes, haces respetar tu espacio personal? 
¿Te atreves a decir "no" a peticiones que no quieres complacer?

Un poquito de consciencia abre un camino de cambio. Quizás no ocurra de la mañana a la noche, pero un punto de inicio: el darse cuenta de que nos tenemos que querer un poco más.


La agresividad

Las personas agresivas tienden a no respetar los derechos, sentimientos e intereses de los demás. No existe una única causa en una conducta agresiva. Pudiera ser que la persona que se comporta así haya despertado de un largo letargo de inhibición y pasividad, y éste haya sido el único camino para conseguir que se respeten sus derechos. Quizás no conoce otra forma de actuar. 
Cualquiera que sea la razón, volvamos a mirar la línea dibujada arriba: hay un punto medio que nos va a reportar más paz y calidad de vida. Requiere consciencia y la práctica de algunas conductas. 

Para ver dónde nos encontramos respecto a la agresividad, otro momento de reflexión:

¿Eres a menudo hostil o expresas tus opiniones de forma amenazadora?
¿Confías más en la violencia que en el diálogo para resolver conflictos?
¿Confundes sinceridad con "ser bocazas" y ofendes al otro sin necesidad?
¿Te lo tomas todo de forma personal, como si el resto del mundo estuviera contra ti, reaccionando en la misma medida?
¿Respondes al ataque con ataque, al insulto con insulto?
¿Te "pone de los nervios" que el mundo no sea como tú quieres que sea?


Es importante señalar que, en ocasiones, ser asertivo puede implicar elegir actuar de manera pasiva o mostrarse algo más agresivo porque la situación así lo exige. 

"El mundo entero es un escenario y los humanos simplemente actores que entran y salen en diferentes escenas, y duranta su vida, cada uno representa muchos papeles".
Shakespeare

Escrito por María





ASOMARSE A UN CURSO DE MILAGROS. LECCIONES 16 Y 17

Lección 16: No tengo pensamientos neutros

Mis pensamientos tienen efecto hasta el punto de que todo lo que veo es resultado de mis pensamientos. 

Los pensamientos sólo pueden ser verdaderos o falsos, y cada pensamiento que tengo contribuye a extender la verdad o a multiplicar las ilusiones.

Despertar hoy requiere reconocer que cada pensamiento que tengo acarrea paz o guerra, amor o  miedo. No hay pensamientos neutros, pero son todos igualmente irreales.

Me acaba de llamar una amiga sumida en la más profunda desesperación. Tiene una loca relación con una persona que no le aporta paz ni estabilidad a su vida. Su compañero está tonteando con la idea del suicidio, y en ella se han multiplicado los pensamientos de miedo.

Es ver a una persona que duerme y que está teniendo una pesadilla. Tú sabes que es un sueño, pero para la otra persona es totalmente real. Ojalá fuera tan fácil como sacudirla de un hombro y despertarla, hacerle ver que todo era irreal, que todo era una ilusión.

¿Qué hago?, me preguntaba llorando.

Le he pedido que meditara, que trajese paz a su mente para poder así de alguna forma también ayudar a traer paz a la mente de él. No hagas mucho caso de tus pensamientos, ni de los suyos. En última instancia, si él decidiera suicidarse, es su responsabilidad, no la tuya. La muerte no existe. La vida es eterna. Si decide poner fin a este cuerpo pues lo enterramos y ya está. Por un momento se ha reído, quizás ha conseguido ver la película desde la butaca.

Es todo una ilusión. Te llevaría lo que un chasquido de dedos el salirte de este papel y elegir otro en el que tu único ser es la felicidad y el perdón.

Respiro hondo y envío a este mundo un poco de paz. 
Ya va siendo hora de despertar.
“Toda curación es esencialmente una liberación del miedo” (Texto 2.4.1.7)


Lección 17: No veo cosas neutras

El pensamiento precede a la percepción. No veo cosas neutras porque no tengo pensamientos neutros.

No veo un libro neutro porque mis pensamientos acerca de los libros no son neutros.

No veo un cuerpo neutro porque mis pensamientos acerca de los cuerpos no son neutros.

No tengo dolores neutros porque mis pensamientos acerca de mis dolores no son neutros.

Es un alivio desapegarse del propio dolor, observándolo simplemente sin involucrarse en él. No puedo evitar una cierta esperanza, un pensamiento de… ¿y si así me librara de él?

“Una voluntad aprisionada engendra una situación tal que, llevada al extremo, se hace completamente intolerable. La resistencia al dolor puede ser grande, pero no es ilimitada. A la larga, todo el mundo empieza a reconocer que tiene que haber un camino mejor. A medida que este reconocimiento se arraiga más, acaba por convertirse en un punto decisivo en la vida de cada persona. Esto finalmente vuelve a despertar la visión espiritual y, al mismo tiempo, mitiga el apego a la visión física”. (Texto 2.3.3.4)

Estoy aprendiendo a caminar ligera de equipaje. Respondo aún a mis programaciones, formas de reaccionar y pensamientos que me secuestran emocionalmente. Soy consciente de ello. Aplico el poder del ahora, el centrarme en el presente. Confronto mis emociones, me las permito sentir, cuestiono los pensamientos que las provocan, soy paciente conmigo misma.
No tengo prisa. Sé que he sanado, pero mi inconsciente aún no se ha dado cuenta. Poco a poco, soy un ser eterno. 

Escrito por María

jueves, 28 de agosto de 2014

UN PENSAMIENTO PARA HOY

No te dejes 
abatir por las despedidas.
Son indispensables como preparación
para el reencuentro.

Y es seguro que 
los amigos se reencontrarán, 
después de algunos momentos
o de todo un ciclo vital.

Ilusiones, Richard Bach

miércoles, 27 de agosto de 2014

LIBROS PARA DESPERTAR: ILUSIONES, DE RICHARD BACH

Un libro que permanece junto a mí desde mi adolescencia. Uno de esos libros que no se separa de la cabecera de mi cama, que recomiendo pero que no presto. Mi ejemplar fue publicado en el 83. Lo he leído varias veces, pero hoy he descubierto muchos elementos comunes con Un Curso de Milagros y otras lecturas relacionadas con la física cuántica. Fácil de leer, incita a buscar el Mesías que todos llevamos dentro. Como narra la historia, muchos buscan quien les cure, les guíe y les salve, pero en realidad todos podríamos ejercer ese papel para nosotros mismos.
Os dejo aquí algunas cuotas del libro para la reflexión:


"Y qué haríais si Dios 
os hablara directamente y os dijera: 
Os ordeno que seáis felices mientras viváis? 
¿Qué haríais entonces?- preguntó el Maestro a la multitud."



"Aprender
es descubrir
lo que ya sabes.
Actuar es demostrar
que lo sabes.
Enseñar es recordarles a los demás 
que saben tanto como tú.
Sois todos aprendices,
ejecutores, maestros."

"Enseñas mejor
lo que más necesitas 
aprender."

"La criatura estudiosa
que llevas adentro, 
el travieso ser espiritual
que encarna tu auténtica personalidad
te guía por la vida.

No vuelvas la espalda 
a los futuros posibles
antes de estar seguro de que no tienes 
nada que aprender de ellos.

Siempre gozarás de libertad
para cambiar de idea
y elegir otro futuro,
u otro pasado."


lunes, 25 de agosto de 2014

Byron Katie: Cuestionando Pensamientos Estresantes y encontrando la amab...

ASOMARSE A UN CURSO DE MILAGROS. LECCIONES 14 Y 15

Lección 14: Dios no creó un mundo sin significado

Lo que Dios no creó no existe. Y todo lo que existe, existe tal como Él lo creó.


Es difícil lidiar hoy en día con la palabra Dios. A mí no molesta, no me levanta ampollas, no me condiciona. Siento que Dios es la energía que está en mí y en ti, que alimenta todas las cosas, todos los seres. Es el lazo que nos mantiene unidos, la esencia de lo que somos verdaderamente. Amor, Dios, Energía, Propósito... Yo soy Dios, tú eres Dios, y Dios está en todo lo que respira, en todo lo que es. 

En esta lección entiendo que lo que se aparta de nuestra esencia no es real, no "existe" verdaderamente. El ego crea un mundo de ilusión, en el que todos estamos separados. Reino animal, vegetal. Pasado, presente, futuro. Países, razas, lenguas, religiones, sexos... 

Pero cuando realmente se despierta a la Consciencia, Una, te das cuenta de que estamos todos unidos y que el mundo de la forma es pura ilusión y es irreal. Lo triste es que la gente se lo cree y mata por defender su "forma" o vive en un sufrimiento infinito porque la forma que venera le ha sido arrebatada. 

Si hoy quieres dar un pasito hacia la calma, hacia la paz, toma consciencia de alguna "forma" en tu vida a la que te aferras y que defiendes como si fuera real. Quizás es el aspecto físico, o algunas posesiones, o el sentimiento de que alguna persona está contra ti... Haz silencio con eso que te duele y déjalo marchar. No es real. No pertenece a tu esencia. No es tu Propósito. 



Lección 15: Mis pensamientos son imágenes que yo misma he fabricado

Creo ver lo que imagino. Y me engaño respecto a lo que es real y lo que no lo es.

Pienso que lo que pienso, al verlo en imágenes, es algo y, en realidad –me dice el curso- lo que pienso no es nada.  Mis pensamientos fabrican ilusiones. 

Mi imaginación es tan poderosa que hasta mi cuerpo reacciona a mis pensamientos como si fuesen reales. 

Todas las personas que conozco son imágenes que he fabricado. Las personas, las situaciones, la historia, el futuro...

Incluso yo misma soy una imagen que he fabricado.

“Las preguntas esenciales son: ¿qué es realmente importante para mí?, y ¿cuán importante lo es? Una vez que hayas aprendido a tener en cuenta estas preguntas y a tenerlas presentes en todas tus acciones, tendrás muy poca dificultad en clarificar los medios. Los medios están a tu disposición siempre que los pidas”. (Texto 2.2.3.5)

Lo que es realmente importante para mí es estar en paz con el presente, siendo serenamente consciente del minuto que vivo. Y desde esa paz y esa consciencia volver a conectar con la diosa alegre y feliz que vive en mí.

Escrito por María

jueves, 21 de agosto de 2014

TU TRISTEZA

Lo intestaste una y otra vez, sin descanso. No dejaste de mirar para adelante, buscando caminos nuevos que te llevaran hacia el ideal que habías soñado para los dos. Hay cosas que se nos escapan de las manos, que por más que lo intentemos están más allá de nuestras posibilidades. "Mis asuntos, tus asuntos y los asuntos de Dios", dice Byron Katie. Este asunto ya no está en tus manos. Puedes hacer lo posible porque el camino que queda por recorrer sea lo más amable posible, pero ya está. Por lo demás sólo te queda confiar.

Así que confía. Permítete sentir, eso siempre, pero en el respiro que te den tus lágrimas, confía. Respira y entrega y piensa que donde tú no puedas llegar llegará otro, como ha sido siempre hasta ahora, tal y como tú has hecho. 

Descansa, en este momento no queda otra cosa que hacer.
Descansa que mañana el sol saldrá de nuevo y quizás la pena se suavice y se transforme en un poquito de sabiduría.

No estás sola.
Escrito por María

domingo, 17 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA: LA MÚSICA DE LUIGI Y ÂLIME

Sentí la caricia de vuestra música por primera vez el año pasado, entre los árboles del paseo. Al terminar el recital tuve que acercarme a saludaros, a agradeceros y a confesaros que se me había abarrotado el corazón de lágrimas con una de vuestras canciones ("No hay que llorar", versión de un poema de Antonio Machado titulado "Hoy buscarás en vano..." ). 

Hoy he recibido vuestra llamada con alegría. Mi mediodía ya estaba reservado para vosotros, pero saber que me esperabais y que me recordabais me ha hecho saborear con especial dulzura los minutos que me quedaban hasta las doce. 

"No hay que llorar..." habéis cantado, dedicándome una vez más estos versos del poeta. Dos personas sabias que bien sabéis se sana el dolor sintiéndolo. Sanado el dolor ya no hay lágrimas, y es por esto que hoy tan sólo me he dejado arrullar por los acordes de tu guitarra, Luigi. Vuestras voces serenan mi espíritu y me acompañan en la tarea de crear lazos y soltar equipaje que ya no preciso.

Gracias una y mil veces por haberos cruzado en mi camino.
Escrito por María
                   
                   Hoy buscarás en vano...

Hoy buscarás en vano 
a tu dolor consuelo. 

Lleváronse tus hadas 
el lino de tus sueños. 

Está la fuente muda, 
y está marchito el huerto. 

Hoy sólo quedan lágrimas 
para llorar. No hay que llorar, ¡silencio!



Ayer y hoy
-¿Qué es la existencia, y qué es un juramento?
 -te dije ayer, y respondiste tú-:
 -un juramento es dar la fe de un alma,
 y la vida es amor, amor y luz.
 Hoy, lo mismo que ayer,
 yo te pregunto y sonriendo me respondes ya:
 -Un juramento, un eco que se pierde;
 la vida, horas que llegan... y se van.

Concepción de Estevarena 
(poetisa sevillana fallecida y enterrada en Jaca 
a la que habéis rendido homenaje)


Luigi Maráez, María Jesús Tallón y Âlime Hüma

Âlime y Luigi



Cuentos Cortos # 25 · Luigi Maráez y Âlime Hüma / 1

sábado, 16 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA: LOS LIBROS

Siempre me ha llamado la atención que los amantes de los libros hablen de ellos como si sólo de palabras y papel se tratase. Imagino que todos lo sabemos  aunque no lo digamos, pero detrás de cada historia contenida en un libro se encuentra el alma de la gente. Si te encanta leer y sumergirte en un relato, ¿en el fondo lo que quieres no es pasar un rato con otra gente, aunque sean de papel? 

Las historias nunca son del todo inventadas. Por muy fantástica que sea una historia siempre hay algo de "real" en ella.  De la memoria familiar o del inconsciente colectivo, son recogidas y plasmadas porque necesitan ser leídas. 

Cada historia tiene su amigo especial, alguien que la comprenda, alguien que la quiera escuchar. Como las personas. Porque las historias son personas encerradas en libros, y cada historia contiene una o muchas vidas de todo tiempo y lugar. 

Por eso abrir un libro es como sentarse a tomar un café con los amigos, ir a un viaje o hacer el amor. Tú eliges con quién, cuándo y dónde.

Se me ocurre que ahora que parte de mi vida está desparramada por el mundo en forma de cuento, me he convertido de alguna forma en inmortal. Cuando mi cuerpo ya no esté presente en esta tierra, alguno de mis cuentos aún encontrará un hueco en una estantería. Y del cuento surgirá mi historia, y en esa historia habrá algo de mí.

Escrito por María

viernes, 15 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA: MERCHE

A veces digo que "estoy conectada", y con ello me refiero a que a menudo pienso en cosas o personas que luego se me cruzan en el camino. Eso me pasó con ella. El miércoles me preguntaba cómo estaría y el jueves apareció por la caseta de la librería donde me tocaba firmar. Antes trabajaba allí, hasta que el dolor se le hizo insuperable y tuvo que dejarlo. 

He escrito un cuento sobre el dolor, pero mil veces prefiero ver a la gente feliz y sin penas. Como quisiera estar yo todo el tiempo que respiro. 

Ella tiene un poco de todo: mucho dolor, muchas alegrías, ganas de salir adelante y una actitud de serena aceptación ante lo que le ha venido encima. Hoy es hoy, y mañana ya llegará, me dijo. 

Yo también he aprendido a vivir el presente, minuto a minuto. Y me alegra verla con ese alegre desparpajo que tiene como vendedora, aunque sean sólo los pocos minutos que hoy le permite su cuerpo. 

Comparte conmigo entusiasmada sus recuerdos de un viaje a Disney en el que aprovechó bien su pase especial como "minusválida". Su cuerpo reclamó su descanso después del "desenfreno" del parque de atracciones, pero mereció la pena ver un sueño cumplido. Con la misma pasión me cuenta que al llegar a casa le espera su "guasillo" (vermú) y sus olivas para amenizar el tiempo en la cocina. Agradecida por sus hijos y su marido, asume que todos tenemos problemas y que a ella le ha tocado esto, una condición física con títulos y grados que yo le animo a superar.

No te creas nada de lo que te digan, Merche. Ponte tus los límites y que estos estén cerca del cielo. El año que viene, imagínate correteando con los críos en las fiestas de Jaca, tu pañuelo amarillo al cuello. No dejes de imaginarlo, saborea cómo se siente, ríe y disfruta como si estuviese ocurriendo ahora. Luego lanza esta imagen hacia el cielo y confía. 
Y mientras llega ese momento, recuerda que en el silencio tu cuerpo te habla y te dice lo que necesita. No dejes de escucharlo. 

Mil gracias por tu ejemplo y tu alegría. Te presento mis respetos, mujer sabia. Agradecida por haberte sentido venir.

Merche

jueves, 14 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA: OSCAR, TROPO EDITORES

Me acerqué a ti como "escritora busca editor" para presentarme y conocerte. Me cautivó desde el principio tu entusiasmo y alegría, la pasión con la que hablas de tus libros. 

En pocos minutos me has transportado a una época en la que a las mujeres las ajusticiaban por brujas por cualquier nimiedad, por ejemplo, si no lloraban. ("La mala semilla. Nuevos casos de brujas". Carlos Garcés). El autor de este libro, me cuentas, descubrió por casualidad la información contenida en el libro investigando otros temas en los archivos de Huesca. ¿Quién no ha vivido algo así, rebuscar por los rincones para encontrar lo que ni se sabía perdido?
 
Unos minutos después hemos viajado hasta Colombia, Bogotá, porque con mayor vehemencia si cabe me has explicado que allí, una vez al año, los bogotanos pagan por entrar a la Feria del Libro. Me has mostrado la obra de Rafael Chaparro Madiedo ("Opio en las nubes"), autor colombiano ya fallecido, joven y a destiempo, ya que no vio su obra publicada. Su familia, en cambio, os guarda eterno agradecimiento. 

Hemos dado "Un paso al frente" de la mano de Luis Gonzalo Segura de Oro Pulido, apellido que me ha llamado la atención y sobre el que ya tenías otras historia preparada, pero mi tiempo ya no daba para tanta emoción. Luis Gonzalo está en huelga de hambre, me cuentas, y la aventura de escribir le puede costar seis años de cárcel. 

Luego ha sido tu turno. Colgaste el gasóleo para dedicarte a la carrera de escritor, presentándote a certámenes literarios con más de doscientos premios que te dieron para comer, para viajar y para crear tu propia editorial. Y por fin me enseñas una de tus obras, "Concesiones al demonio". Elegiste esta cita de Abilio Estévez para tu primera página: 
"Señor, déjanos caer en la tentación
 y no nos libres de ningún mal, 
permítenos creer que estamos vivos". 

Tremendamente viva me siento yo después de hablar contigo y me obligo a marchar, porque si no acabaré escribiendo una novela y no una entrada de un blog. 
Yo no encajo en tu caseta, mi género no es el tuyo, pero ha sido un placer haberte conocido.

Oscar Sipán, Feria del Libro de Jaca, agosto 2014


Escrito por María

miércoles, 13 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA, AGOSTO 2014. LLUVIA DE MADRUGADA.


Oigo llover y un fuerte viento que sacude el toldo que olvidé recoger. Son las cinco de la mañana, y respiro tranquila, aceptando que quizás hoy no podremos cumplir el programa donde se lee que Elizabeth y yo firmaremos libros a las 12:00.

Tantas veces que imaginé esa escena: el cuento publicado y yo firmando en la feria del libro de Jaca. Ayer vi mi libro expuesto en las casetas, entre otros tantos que poco o nada tienen que ver con él. Lo que escribo yo difícilmente se encuadra en un género. ¿Autoayuda para adultos y niños en formato de cuento ilustrado? No he encontrado nada similar en el mercado, pero quizás lo haya.

Yo creo que escribo sobre mí y trato de utilizar imágenes que ayuden a los demás y a mí misma a entender y gestionar lo que me pasa para estar mejor. Pero sé que, en el fondo, escribo para todos nosotros. ¿Quién no tiene dolor, lo ha tenido o lo ve a su alrededor?

En este camino recorrido he aprendido a aceptar incondicionalmente el presente. Me funciona de cine para la mayor parte de las situaciones a las que me enfrento y esto por esto que tengo más paz y vivo la vida en otro tempo. He superado la impaciencia y mi “alta tolerancia a la frustración” se ha transformado en completa aceptación de “lo que toca” en cada momento.

Así que si llueve, llueve. Si se cancela el acto, se cancela. Si se puede hacer, se hace, y si no, no se hace. Después de todo, se trata de utilizar el sentido común. ¿Voy a quejarme, tirarme de los pelos, protestar, guerrear contra lo que es? Esto sería añadir sufrimiento a una situación que, de por sí es neutra. No quiero pintarla de tonos grises. Quiero que mi estado de ánimo hoy sea un arco iris y eso depende mayormente de mí. Fluyo, voy a favor de la corriente o del viento, en este caso.

¿Hablo sólo de la lluvia? No, claro. Este argumentario también se puede aplicar a la escapada de mi hijo ayer, que estuvo ausente más de dos horas en paradero desconocido. Aparte de dar aviso a la policía local, poco más pude hacer que esperar y confiar. Añadir sufrimiento a la espera no mejora la situación, no soluciona nada. Enfadarme tampoco. A los dos nos ayuda la paz y la serenidad, tanto para el tiempo de espera como para preparar el reencuentro.

Amar lo que es, dice mi maestra Byron Katie. Seguro que algún día podré calmar los últimos retazos de mi alma que aún se alborotan y alteran cuando las cosas no son como yo quiero que sean.

E insisto: aceptación no es sinónimo de resignación. La aceptación te sitúa en un estado mental de paz que te permite afrontar los cambios desde la serenidad y la consciencia. Quiero actuar pero no quiero estar en guerra. La resignación se conforma con lo que hay y se acomoda, adoptando un cierto aire de mártir que impregna todo de tristeza y malestar.

Parece que ha dejado de llover y se ha calmado el viento. Dulce silencio.


Ha salido el sol.

Escrito por María

DÍA DE FIRMAS EN LA FERIA DEL LIBRO. LAS TRES PROTAGONISTAS


martes, 12 de agosto de 2014

ENCUENTROS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA, AGOSTO 2014: CRISTINA

Desde su caseta de venta de libros del Pirineo me ha saludado con timidez. ¿Tú eres profesora de inglés? Sí, le he contestado. He reconocido en ella a una antigua alumna, pero sin nombre ni fechas. Cuando ha rellanado los huecos de mi memoria me he maravillado del cambio. La recuerdo guapilla y regordeta, justita en los estudios. En su presente me muestra unos preciosos ojos claros en una cara muy bonita. El tiempo ha pasado rápido, está ya en la universidad y pensando en empezar a estudiar una segunda carrera. ¿Hubiéramos apostado tanto por ella, cuando sólo tenía unos nueve años? Menos mal que ella apostó por sí misma y salió adelante, y sigue saliendo adelante con su propia fe y su propio ejemplo. De familia gitana. Necesito tu ayuda, le he dicho. Mis alumnas no estudian, no acaban ni la primaria. Cuánto me he alegrado de que me saludase y de construir este puente entre pasado y presente.

Escrito por María





LA HISTORIA DE MARGA. ESTRATEGIAS PARA AFRONTAR EL DOLOR

ESTAMOS EN LA FERIA DEL LIBRO DE JACA,
 HUESCA, ARAGÓN, ESPAÑA

Librerías Oroel, La General, La Trastienda y Dante

viernes, 8 de agosto de 2014

ENTREVISTA EN RADIO COPE JACA


UN CURSO DE MILAGROS

En realidad eres perfectamente
 invulnerable
 a toda expresión
 de falta de amor. 
Estas expresiones pueden proceder
 de ti o de otros, 
de ti hacia otros,
 o de otros hacia ti.

Ucdm. Texto 2.1.5.6

jueves, 7 de agosto de 2014

TRENZA TU TRISTEZA


FOTOGRAFÍA: Candelaria Rivera de la serie "Amor de Campo". Tomada en Nicaragua.

Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo.


Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza. Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.

Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia. No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…

Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…

Autora: Paola Klug -

martes, 5 de agosto de 2014

lunes, 4 de agosto de 2014

FRACTALES EN LA NATURALEZA, FORMAS QUE NOS ENTRELAZAN

¿Sabes lo que es un fractal?

Benoît B. Mandelbrot, fue quien le dio por primera vez el nombre de “fractal” a este tipo de geometría y la definió como un objeto semi-geométrico cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas.(Mandelbrot, The fractal geometry of nature, 1982). Cada parte del objeto representa o contiene la semilla para recrear el conjunto. Es sencillamente asombroso y merece la pena pararse un rato a meditarlo y admirar los numerosos ejemplos que encontramos por doquier.


En las plantas, animales, seres humanos, fenómenos geólogicos encontramos este patrón que se repite una y otra vez, como si respondieran a un programa creativo común.

Fíjate en las fotos. Cada parte es igual al conjunto.























































domingo, 3 de agosto de 2014

ASOMARSE A UN CURSO DE MILAGROS. LECCIONES 12 Y 13

Lección 12: Estoy disgustada porque veo un mundo que no tiene significado

¿Es el mundo aterrador? ¿Es el mundo violento, demente, triste?
Yo creo que no. Pero estos días que me asomo más a las noticias puedo caer en la tentación de creerlo.
Tengo una amiga que hace resúmenes de prensa en su lugar de trabajo. Es como si mirásemos al mundo a través de un pequeño agujero y enfocáramos solamente sobre lo que marcha mal. Te quedas sólo con una parte de la realidad y te crees que es el todo.
Por cada suceso violento creo firmemente que hay mil o cien mil actos de amor, de servicio.
El libro, una vez más, me pide que mire a mi alrededor despacio repitiendo la lección y añadiendo cualquier adjetivo que se me ocurra, tanto positivo como negativo.
Así, repito para mis adentros: Creo ver un mundo cruel, un mundo egoísta, un mundo bueno, un mundo dulce, un mundo equivocado…
Y al final de cada sesión de práctica ( tres o cuatro en total) debo añadir: Pero estoy disgustada porque veo un mundo que no tiene significado.
Lo que no significa nada no es ni bueno ni malo. ¿Por qué estoy disgustada, entonces? Porque me gustaría que las cosas que veo fueran diferentes. Me gustaría que no hubiese guerras ni terrorismo. Quisiera que nadie secuestrase a niñas ni niños, y que se respetase a las mujeres. Ojalá nunca se hubiesen construido edificios horribles convirtiendo algunos pueblos y ciudades es lugares carentes de belleza y humanidad. Quisiera que no hubiese casas abandonadas, que no se talaran árboles ni se mataran animales. Me gustaría que todos los niños estuviesen bien alimentados y tuviesen una escuela feliz a la que asistir. Veo que esto no es así y por tanto me disgusta lo que veo.
Dice el libro que si pudiese aceptar al mundo como algo que carece de significado, si escribiese sobre ese mundo la verdad en vez de lo que yo quiero que sea, sentiría una felicidad indescriptible.

“Sean cual sean las mentiras que te has creído, para el milagro son irrelevantes, pues puede sanar cualquiera de ellas con la misma facilidad. El milagro no hace distinciones entre diferentes percepciones falsas. Su única finalidad es distinguir entre la verdad por un lado y el error por otro”. (Texto 2.1.5.1)

Mentiras he creído muchas. El mundo era un pequeño círculo cerrado de blancos de clase media en mi infancia. La religión era una y las cosas sólo se podían hacer bien o mal, siempre de acuerdo a un solo criterio. Liberarme de estas creencias me llevó algún tiempo. ¿Cuántas mentiras habré aún de sanar?

No tengo miedo de la verdad si ésta me ha de hacer libre. Quiero un milagro que sane mi percepción.
Escrito por María






Lección 13: Un mundo sin significado engendra temor

Lo que no tiene significado no existe, leo en la lección de hoy. Sin embargo, puedo caer en la tentación de pensar que percibo algo que no tiene significado.

Necesito cuestionar todo lo que leo, detenerlo en un espacio de reflexión interior, mostrárselo al silencio.

Ayer el Universo puso en mis manos el libro de Victor Frankl “El hombre en busca de sentido”, donde narra su experiencia en los campos de concentración nazis. Su experiencia como hombre y como psiquiatra. Hacía tiempo que había oído hablar de él. Se le menciona con frecuencia en las bibliografías de psicoterapia y crecimiento humano. Curioso que me haya llegado este libro justo ahora, cuando tanto sufrimiento están causando los ataques del estado de Israel a Gaza. ¿No aprendieron los judíos lo que era el dolor como para querer evitar que otras personas lo sufran?

He devorado su libro en dos días y he quedado profundamente impresionada por su vivencia y  reflexiones sobre el sentido de la vida, encontrado en medio del más espantoso sufrimiento.

“El reconocimiento de esa falta de significado produce una aguda ansiedad en todos los que se perciben como separados”, dice la lección.

Leyendo las condiciones de vida de Victor Frankl y los demás prisioneros judíos en los campos de exterminio, me pregunto si la ansiedad en que vivían se hubiera calmado sabiéndose parte de la fuerza creadora de la Vida, aún en circunstancias tan extremas.

Es esencial que aprenda a reconocer lo que no tiene significado y a aceptarlo sin temor, pide la lección de hoy. Si tengo miedo, dotaré al mundo con atributos e imágenes que no existen. ¿Qué quiere decir “imágenes que no existen”. Aquel genocidio fue real, igual que el de Camboya o el de Rwanda o actualmente el de Gaza. Lo que estas personas vieron y ven, sintieron y sienten y sufrieron y sufren no es lo mismo que lo que yo pueda imaginar que padezco en mi cómoda existencia.

Ciertamente, sé que aquello que ocurrió no tiene significado desde el punto de vista del espíritu. Quizás fue el ego colectivo que se abalanzó, como explica la lección, para establecer sus propias ideas, temerosos de que, de otro modo, el vacío pudiera utilizarse para demostrar su propia impotencia o irrealidad. 

Podría ponerme en el lugar de Victor Frankl, mirar a mi alrededor y decir: Estoy contemplando un mundo que no tiene significado. Y además, añadir, como dice la lección: Un mundo que no tiene significado engendra temor.

“Te he pedido que obres milagros, y he dejado claro que los milagros son naturales, correctivos, sanadores y universales. No hay nada que no puedan lograr, pero no pueden llevarse a cabo con un espíritu de duda o de temor. Cuando tienes miedo de algo, estás admitiendo que ello tiene el poder de hacerte daño” (Texto 2.2.1.3)


Quiero creer que nada tiene el poder de hacerme daño. Aunque cómodamente sentada sobre mi cama, oyendo llover, caliente y bien alimentada, sé que en este momento hay personas que están sufriendo como sufrieron entonces judíos, camboyanos o ruandeses. Hoy es Gaza, Nigeria, Sudán...

Respiro profundamente, sitúo mi atención en mi altar interior y exhalo este mensaje de aliento hacia el Universo: Nada tiene el poder de hacerte daño
Le pido a Dios que lo lleve a quien lo necesite. 

Escrito por María