Danza tu vida

Danza tu vida

domingo, 21 de diciembre de 2014

UNA MEDITACIÓN DE AYER PARa HOY

Comienza otro invierno. Y una vez más se acercan las fiestas, para unos festivas; para otros no tanto. Me releo a mí misma y esto que escribí hace dos años es lo que deseo volver a compartir. En la quietud y belleza de esta tarde de domingo, me encuentro a mí misma una y otra vez caminando el mismo sendero. ¿Por qué olvidaré tan a menudo lo que es tan evidente? 
Olvido pero no me pierdo. Caigo pero me levanto. 
Otro invierno para mecerme en brazos de la confianza.

Cuando sientas desazón o inquietud, puedes recordar esto: fuiste creado a imagen del Amor.
Si te sientes triste o desanimada (sin ánima), no lo olvides, repítelo en tu interior: has sido creada a imagen y semejanza del Amor.
Busca en tu espacio interior, donde reside tu mujer sabia, tu hombre sabio y recita esas palabras desde la quietud y la confianza.
Si a tu alrededor se acumulan los problemas y la desesperanza, desde el silencio de tu alma, dirige estas palabras a todos aquellos que -no por casualidad- se cruzan en tu camino.
Y cuando alguien te confíe su desesperación y dolor, honra el ser divino que habita en ti y en todos - y descúbreles esta fuerza y poder interior que nos pertenecen por ser quien somos.
En el día de hoy, regálate pensamientos de amor que sustituyan a los de miedo, carencia, soledad.
En el día de hoy, sé fiel a tu verdadero ser.
En el día de hoy, respira y suelta. Elige paz.
Una y otra vez.
Elige paz.