Danza tu vida

Danza tu vida

sábado, 28 de junio de 2014

ASOMARSE A UN CURSO DE MILAGROS. LECCIÓN 6

Lección  6: Estoy disgustada porque veo algo que no está ahí

Una vez más se me pide que escudriñe mi mente buscando pensamientos de disgusto (ira, miedo, preocupación, tristeza…) y lo que percibo como su causa.

No debo hacer distinción entre disgustos grandes o pequeños, porque el objetivo final es desprenderse de todos ellos.
El ejercicio no me pide que profundice, tan sólo que, como en un acto de fe, acepte que las cosas me disgustan por motivos distintos a los que pienso. Me maravilla que no se haga distinción entre disgustos. ¿Me puede disgustar lo mismo que se me queme la comida o que alguien querido enferme gravemente?
 “Nadie aprende a menos que quiera aprender y crea que de alguna manera lo necesita” (Texto 1.6.1.2) Yo quiero aprender y creo que lo necesito. Sé que es posible una vida en paz, una vida dichosa, una vida enraizada en el amor. Lo creo firmemente pero ningún currículum educativo incluyó estos principios. A veces camino con paso firme, otras veces tropiezo, me caigo, retrocedo, me vuelvo a levantar.
Respiro y suelto los pensamientos de disgusto que han poblado mi día. Curiosamente, ni uno de ellos ha conseguido hoy quitarme la paz.

Escrito por María